Por esos amigos que escuchan mi voz si ni siquiera oírme, por la paciencia de encontrar un suspiro de calma en medio de la tormenta, por la cálida mirada a mi universo que se estrella y vuelve a nacer, una y otra vez. Por esos amigos que en la distancia me tienden su mano, por esos ánimos incondicionales que llegan a mi alma con un beso de cariño y un millón de esperanzas. Por esos amigos a quienes sin conocer, me conocen más que a mí misma. Porque nuestros mundos se conectan a través del corazón, porque la intuición es la clave para saborear el don de la amistad . Porque nos observamos en el silencio, confiamos en nuestros sueños, abrimos nuevas rutas para enlazar nuestros sentimientos. Por esos amigos que el destino ha puesto en mi camino y forman parte indispensable de mi vida. Gracias por esa amistad.

Y todo empieza cuando nos despedimos del monte, paseando entre pinos, arbustos y robles. Nos llenamos de su esencia, paseamos entre piedras y malezas. Fueron horas recogiendo oxígeno, riendo, hablando…con esa incertidumbre que se nos venía encima. Al día siguiente ya anunciaron la alerta sanitaria y nos quedamos en casa. Desde entonces el silencio en las calles ha gobernado día a día. Ha habido sol, frío, viento, nieve y lluvia . Cada vez que he salido a trabajar, los sentimientos de soledad se iban acentuando más. Un pueblo fantasma, una sensación extraña , surealista… Así, en este abismo de locura , vamos construyendo nuevas y diferentes realidades, vamos despertando nuestra conciencia y superando nuestros miedos. La lucha sigue, pero las esperanzas también se engrandecen.

Una mirada al mundo, un sentimiento que navega por cada uno de nuestros corazones, un saludo al viento, una lágrima de consuelo,mil mariposas en consonancia cantando la misma melodía. Y el sol, sale a nuestro encuentro y nos describe el día como un sustento de esperanzas y aliento. Se extienden las emociones por cada uno de nuestro universo. Vamos aprendiendo. Conectamos sin conocernos y sin palabras, nos comprendemos. Brotan los sentimientos de ternura, como un jardín que va creciendo en la locura y recupera la cordura. Cordialidad en las sonrisas que crecen con un dulce sabor a fidelidad. Algo está cambiando. Me siento más fuerte, un poquito más sabio. El silencio se escucha en cada murmullo y los pensamientos van fluyendo limpios y transparentes. Amo el olor a luna llena, el destino que irrumpe con un manto de estrellas. Amo este universo que me ha dado la oportunidad de viajar por mi interior!!!!!! Me amo un poquito más, amo mi yo.

Una mirada al mundo, una sonrisa que se pierde entre los laberintos de unos sentimientos fuera de control. La oscuridad se cierne sobre las personas y en el grito sordo de cada morada, se oye un suspiro de lamento. Las olas del mar chapotean en la soledad más absoluta. Calles desiertas se abren en las grandes ciudades, sólo los fantasmas del tiempo pasean firmes e indiscretos riéndose y alardeando de ser dueños absolutos del miedo que se ha apoderado de la humanidad. Son las almas más puras, quienes enseñan desde la inocencia la gran sabiduría que cada cual lleva contenida en su mente. Y el frío invierno desaparece, los verdes de las plantas afloran sus colores con las lluvias tan necesarias…y surgen nuevas visiones. El reto de transformar una lágrima en magia, deshacerse de ideales muertos y centrarse en el reflejo de un espejo, dando prioridad a nuestra felicidad interior, esa que se moría por romper con las cadenas del infierno y sentir la libertad de sentirse pleno. Lloramos por las personas muertas, aplaudimos a los grandes héroes, guerreros en primera fila,sin apenas medios, dándolo todo y sufriendo las secuelas que esta guerra deja. Todo un océano de contradicciones, acostumbrados a controlarlo todo y no sabiendo nada. Pero la tierra, mientras tanto, se va curando. Los pensamientos se vuelven más flexibles. Crece la empatía, la solidaridad se extiende y a pesar de la crueldad con que nos ha minado , los niños serán adultos más inteligentes, más creativos, más humildes, más humanos.

Cómo vivir sin tí, si eres el sustento de mi vida. Y me enredo entre las sombras de tus pinos respirando silencio y oxígeno. Y me abrazas mientras camino por tus senderos casi olvidados, me enseñas las delicias de tus aposentos, me impregno del rocío de los tomillos, de los romeros. Eres el sueño real que pocos pueden apreciar, la sombra del tiempo en mi soledad, las lagunas de los pensamientos perdidos, un viaje sin prisa y sin destino. Siento tu libertad en mi piel, un grito al vacío, horas de placer. Y me renuevas las energías, sopla con fuerza el viento y te respiro. Monte perdido en medio del caos, la naturaleza que nos alienta y nos besa con esa chispa de ternura que ofrece paz y dulzura.

Y ahora que por fin respiro el profundo aroma de la noche en mi piel, ahora que por fin descansa el firmamento y estallan de glamur los sueños, ahora que por fin el silencio se hace enternecedor y acaricia mis pensamientos de dulzura y pasión, ahora…. es ahora cuando siento la libertad de ser quién soy. Es ahora cuando brotan mis sentimientos y se hace grande el momento de rendirme a la locura de unos besos imaginarios que combinan perfectamente con el aroma de mis labios. Es ahora cuando vuela mi fantasía por los alrededores de la luna, creando magia y despertando al viento para que te haga llegar mis versos.

Regresas lentamente, sin que nadie interrumpa tu entrada . Primavera de ojos verdes, llevas un lindo aroma en tus entrañas. Nos viste de pasión y sólo desde las ventanas podemos contemplar la belleza que llevas escrita en tus venas. No pasarás desapecibida, el olor a libertad que desprenden tus heridas nos llega hasta lo más profundo de nuestras almas. Ardiente y encantadora, cuando nos despiertas al alba es como si un candil iluminara cada rincón oculto de nuestra ventana. Y te observo en la distancia, amorosa, provocadora, inventando sueños en las noches estrelladas. Mi cuerpo se impregna de tu esencia, no pasarás desapecibida, pequeña gran maestra ardiente que con sólo mirarte,me siento mas viva, me siento más fuerte !!!!!!